PARTE DE TI es un proyecto fotográfico iniciado en 2010 que trata sobre los
límites de identidad entre personas que tienen entre sí un conocimiento íntimo y un
físico muy similar. Nos sumerge en los microuniversos de dos seres diferentes que
parecen uno, no solo por su parecido sino por la relación que se establece entre
ellos.

“María Zarazúa es fotógrafa y coleccionista de gemelos a tiempo parcial. Desde hace varios años se ha concentrado en localizarlos y convencerlos para que posen ante su cámara. Y lo que en un primer momento pudo ser una indagación pasajera se ha ido convirtiendo en una empresa que, como siempre ocurre con las que abordan los artistas, bordea la obsesión. El modo en que ha gestado la presentación de esta colección de retratos evidencia su voluntad de trascender el anecdotario antes nombrado. Ha optado por los dípticos para mantener el carácter dual que caracteriza a sus protagonistas. El lado izquierdo es un registro tipológico, encuadrado en un riguroso plano americano que transforma a los personajes en modernas cariátides. En esas imágenes las poses hieráticas evocan asimismo los retratos de estudio decimonónicos, pero ese paño de fondo con jardines de ecos versallescos que proliferaban en el siglo XIX ha sido sustituido por una sublimación contemporánea de los espacios cotidianos. El código doméstico que aporta el fondo se suma con sutileza a la ropa que María elige para sus personajes. En algunos casos, el mimetismo que surge entre la decoración de las paredes y los dibujos y colores de las vestimentas dota a la imagen de un carácter cercano a la abstracción pop, reduciendo la realidad a una superficie bidimensional. No obstante, la sutil coreografía que despliega meticulosamente en cada toma –una suerte de catálogo taxonómico- parece invitar al espectador a dirimir las coincidencias y diferencias que exhiben los protagonistas.” (Alejandro Castellote)

Este trabajo es una especie de mito de Narciso alterado, el gemelo como espejo
(deformante/deformado) de uno mismo donde nos reconocemos a medias y no
termina de gustarnos lo que vemos. Para ello se establece un juego de diferencias
y semejanzas que se muestran y apagan cada vez que uno observa la relación que
existe entre cada pareja. Los espacios de las imágenes ayudan a reflejar las
personalidades, el entorno añada matices a su persona, les envuelva, les arropa,
los ambientes describen a los personajes…los personajes están encerrados en
refugios íntimos en ausencia de la sociedad.