«Cápsula»

LUANA FISCHER

El ensayo fotográfico “Cápsula” parte de una parábola: una mujer, L., en la mañana que cumple 80 años, decide hacer un inventário de los deseos que tuvo. Un día, quiso casarse. Un día, quiso tener hijos. Quiso estar en vários sítios a la vez y ser tan fuerte como para subir en un árbol. Y tan lista como para atrapar el tiempo. Pero el tiempo se le pasó. Y sus sueños se encapsularon.

El ejercício de juntar sus pertenencias en un patio, montando un catálogo de deseos no realizados, encapsulados, le hace recordar todas las mujeres que quiso ser y no pudo: novia, bella, madre, fuerte.

L. es la figura de una mujer y de muchas. La parábola muestra deseos dentro de burbujas que no estallan, sueños que no se realizan, un “querer ser” bloqueado. Deseos de L., pero sobretodo deseos identificados como femeninos en su eséncia. Pero, realmente de dónde vienen estos deseos? Y quien, o que, los bloquea? Que entorno, que tiempo y que história le incita a L. a crear mujeres ideales en su imaginário? Hasta que punto este imaginário es intrínseco al femenino, como parte de su naturaleza y hasta que punto es una creación exterior a él, impuesta, formulada por una sociedad.

Lo que la cápsula que se crea alrededor de los sueños de L. quiere demostrar es una dicotomia: el mismo entorno, la misma história, el mismo tiempo que provocan la creación de los deseos femeninos, son los que los van a bloquear.

Una sociedad con doble moral, donde la mujer debe ser madre y esposa, pero no debe vivir una pasión, debe formar una família, pero sin que la búsqueda del placer sea parte de ello.

Debe aguantar la fuerza de la riada contra si misma, pero no puede tener músculos, debe ser bella para siempre, atractiva para siempre, un objeto de admiración para siempre. Sin palabras, sin pensamiento, sin filosofia. Apenas una muñeca envuelta por un tul.